03 abril 2012

Preocupación por la tasa del Servei Català de Trànsit

Por fin parece que el ciclismo catalán se empieza a mover. La FCC ha dado finalmente señales de vida y ha publicado una nota en su web anunciando (10 días después...) la tasa y cómo está afectando al ciclismo catalán.

Por lo pronto, la carrera de Copa de España júnior de Olost de Lluçanès ya tuvo que acoquinar este impuesto revolucionario, pese a tener la solicitud de la carrera desde hace bastante tiempo. Lo mismo nos va a pasar, si nada lo remedia, al resto de carreras que ya habíamos solicitado, y presentado los papeles oportunos, para organizar las nuestras.

La FCC dice que va a mantener reuniones con altos cargos políticos, entre ellos el jefe del Servei Català de Trànsit, para poner sobre la mesa la problemática que supone aplicar esta tasa. Pero no va a pasar nada. Es más importante dedicar el esfuerzo de la policía en cosas banales, como botellones, fiestas sin permisos al aire libres con alcohol y ruído, dando ejemplo entre los más jovenes, que promover actitudes no sólo más sanas y menos molestas para todo el mundo (disculpad si considero que perder 10 minutos en la carretera porque pase una carrera es menos molesto que una fiesta ilegal a las 3 de la madrugada debajo de tu casa), sino que promocionan valores de los que muchos políticos se llenan la boca hoy en día (esfuerzo, trabajo, sacrificio, superación...) pero de los que verdaderamente se mean a tenor de las decisiones que toman día tras día.

El ciclismo catalán de carretera está tocado de muerte. Por lo pronto ya hay un par de organizaciones que han anunciado que no podrán salir adelante. Y las que quedan si esto no cambia. Gente de la Federació Catalana de Ciclisme, por favor, PONEROS LAS PILAS MUY SERIAMENTE.